ENTRE CÁBALAS Y PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO…

En este 2014 quizá no viaje tanto como lo hice en el 2013 que recorrí Europa, pero fue un año muy peculiar porque regresé a 3 países que había visitado en el 2010, 2011 y 2012 y en el mismo orden: Argentina, Chile y Ecuador. Regresé a cada uno de ellos por diferentes motivos, no pensé hacerlo, porque ya conocía y por ahí dicen que para qué regresar a un lugar que ya conoces pudiendo visitar otros, pero para mí, regresar a un lugar que ya visité y que no cambió es darme cuenta de cuánto he cambiado yo. Me gusta este tipo de viajes porque me sirven para reflexionar sobre todo lo que me ha pasado desde que lo visité por primera vez, y vuelvo a pasear por cada lugar con la misma emoción como si fuera la primera vez, ya que (recuerden esto) siempre hay cosas nuevas que ver, sin importar el lugar, lo importante son los ojos que lo ven.

Nunca me cansaré de caminar por las coloridas calles de Caminito, ni de tomar Fernet con Coca acompañando a un buen asado o tomar mate en el parque escuchando a Andrés Calamaro y pasear por Calle Florida. Tampoco me cansaré de subir el Cerro San Cristóbal y ver todo Santiago en un perfecto atardecer, ni de tomar Terremoto, caminar por las bajas y subidas de Valparaíso saboreando unos ricos Twistos sabor a jamón ibérico (mi favorito, ñam) y disfrutar de un buen once a media tarde. Respecto a Ecuador esa es otra historia que pronto leerán y se enterarán porqué regresé a este país. Me encanta Ecuador, pero mi motivo esta vez no sería de placer…

IMG_0117

Buenos Aires – Argentina

IMG_0866

Santiago de Chile

Guayaquil-Ecuador

Guayaquil-Ecuador

Sigue leyendo

SI VAS PARA CHILE … ♪♪♫

Como les conté en la entrada pasada ¿Y tú que planes tienes para Año Nuevo? mi mejor amiga y yo habíamos llegado a Santiago de Chile y nos disponíamos a conocer la ciudad. Dejamos las cosas en el Hostel y salimos a caminar. Ese primer día paseamos por el famoso Paseo Ahumada, visitamos el Palacio de la Moneda, nos sacamos fotos con Michelle Bachelet (ok no! Eso no xD) y entramos a un par de museos y galerías.

Paseo Ahumada

429981_10150614678778671_685448670_9431055_291275801_n

408976_10150658450455760_656515759_12071556_972009104_n

406628_10150658461240760_656515759_12071677_236836541_n

A nuestro regreso al Hostel había una pequeña fiesta donde conoceríamos a los demás huéspedes, quienes se convertirían en amigos importantes en mis futuros viajes. Esa noche había fiestas por todos lados. Los huéspedes del Hostel irían al Barrio Bellavista, un lugar súper recomendado. Está lleno de bares y restaurantes, muy cerca del Centro (se puede ir caminando) y es dónde además está ubicada “La Chascona” una de las casas de Pablo Neruda. Por nuestro lado, mi amiga y yo preferimos quedarnos en la “fiesta” del Hostel y dormir temprano pues al día siguiente nos debíamos levantar tempranísimo para tomar el bus que nos llevaría a Valparaíso, ubicado a 2horas 40 min aproximadamente. Entre buenas conversaciones, risas, tragos y piqueos nos fuimos a dormir a eso de la 1 am y ¿¿adivinen que?? ¡Nos quedamos dormidas! Ya se imaginarán nuestras caras al ver la hora. Estábamos retrasadas e íbamos a perder el bus que ya habíamos pagado. Al salir de la habitación les contamos lo sucedido a los demás huéspedes, a lo que uno de ellos, un muchacho holandés que habíamos conocido el día anterior, comentó que deseaba ir también con nosotras.

Tomamos desayuno (el desayuno está incluido en el Hostel Plaza de Armas) y salimos rumbo al paradero de bus. Los 3, mi mejor amiga, este chico holandés y yo, compramos un nuevo ticket de bus y emprendimos el viaje a Valparaíso. Al llegar hacía más frío que en Santiago pues es Costa, así que no se confíen del calor de Santiago que puede llegar a los 30 grados.

En Valparaíso recorrimos sus coloridas calles de subidas y bajadas, nos tomamos miles de fotos, contemplamos el Océano Pacífico y comimos un rico almuerzo a base de pescado frente al mar. En el recorrido también estaría incluida La Sebastiana, otra de las 3 casas del poeta chileno Pablo Neruda (uno de mis escritores favoritos por cierto) pero en esta oportunidad la suerte no me acompañaría y tendríamos la famosa Sebastiana cerrada (tres años más tarde regresaría a Chile y la recorrería finalmente). Así que les recomiendo que revisen bien los horarios y no pierdan la oportunidad de visitar este lindo lugar.  El costo de ingreso es de 5 000 pesos chilenos. Acá les dejo los links para mayor información de las tres casas de Neruda: La Chascona, La Isla Negra y La Sebastiana : http://www.fundacionneruda.org/es 

432280_10150614696503671_685448670_9431212_1759641442_n

423801_10150614695208671_685448670_9431192_397876771_n

10624946_702832833126385_1061452396856486751_n

10703657_702835029792832_3516840805626894537_n

377426_10150658474015760_656515759_12071890_1991741524_n

Con todo esto ya era  casi las 4 de la tarde y debíamos ir a Viña del Mar que está a 15 minutos aproximadamente en bus. Entonces bajamos por el mercado de Valparaíso, compramos unas cuentas cosas (twistos para ser exactos, mi snack favorito que desafortunadamente no venden en Perú), nos tomamos más fotos y nos despedimos de este amigo holandés, quien a pesar de haberlo conocido poco y pensar que nunca más lo volveríamos a ver, al final se convertiría en un gran amigo. Ya volverán a leer sobre él en otras entradas 😉

Dejamos Valpo (como le dicen los chilenos) y nos fuimos a Viña del Mar.

1904068_701533459922989_1917676003198984103_n

Estuvimos un rato en la playa, paseamos por su plaza principal, visitamos su Catedral y como era obvio entramos a Quinta Vergara, donde se celebra el famoso Festival de Viña del Mar. El ingreso a la Quinta es gratuito al igual que al Anfiteatro, donde se dan los concierto durante el festival, sólo debes tener suerte de que no esté ningún grupo ensayando.

CIMG9506

CIMG9519


CIMG9543

CIMG9544

CIMG9552

Además La Quinta Vergara está llena de jardines, así que si les gusta los parques y las plantas recorrerla es más que genial!!!

10710588_702831649793170_5416402873116467696_n

10660264_702831599793175_1200401826006287925_n

1794630_702831783126490_447238814609797262_n

Palacio Vergara

10389356_702831526459849_3308791237392771204_n

A la salida de la Quinta ya era de noche y todos se preparaban a recibir el Año Nuevo, pues en toda la costa se lanzan los fuegos artificiales más largos del mundo, así que si están en Año Nuevo en Chile y si pueden, no duden en pasarlo en Viña del Mar. Lamentablemente, mi amiga y yo debíamos volver a Santiago, porque no habría buses hasta el 2 de enero. Todo estaba vendido, así que recomiendo tomar precauciones.

Ya casi para dar medianoche regresamos a Santiago, nos fuimos al Hostel y salimos a festejar frente a la Torre Entel, que también hace un bonito show y lanza fuegos artificiales. Bailamos, cantamos, bebimos, en conclusión pasamos un lindo Año Nuevo y fue precisamente ahí donde unas mejores amigas argentinas nos contaron su tradición de pasar Año Nuevo en lugares diferentes; entonces decidimos adoptar también esta simpática tradición como buenas viajeras.

CIMG9610

Esa noche también fue especial porque conocimos a más amigos de todo el mundo, escuchamos sus historias, sus aventuras de mochileros y serían ellos, esa noche de luces y de kábalas para un año venidero, quienes terminarían de despertar en mi ese “bichito viajero” que me llevó hasta Europa. ¿Cómo nos tenerles un cariño especial? ¿Cómo no acordarme de ellos y de ese Año Nuevo en Chile que me cambio la forma de ver la vida?

Ya vuelvo con el último día en Santiago … 🙂

Esta aventura empieza en esta entrada: ¿Y tú qué planes tienes para Año Nuevo?

¿Y TÚ QUÉ PLANES TIENES PARA AÑO NUEVO?

Se va acabando el año y es hora de ir planeando dónde recibir el nuevo año. Les cuento que desde el 2011 mi mejor amiga y yo tenemos el pacto de cada año pasarlo en un lugar diferente. Aunque  inicialmente el pacto sería pasarlo en un país diferente, hay años en que es complicado seguir con esta tradición, pero en lo que sí nunca hemos fallado es en pasarlo en un lugar fuera de Lima. Y bueno esta tradición o pacto nació porque principalmente las dos AMAMOS VIAJAR (por eso mi mejor amiga es MI MEJOR AMIGA!! xD) y fue precisamente en ese viaje del 2011 dónde nos hicimos las mejores amigas después de todo lo que nos pasó. Acá les cuanto a dónde nos fuimos 😉

¿Era fines de noviembre o primeros días de diciembre del 2011? No lo recuerdo con exactitud, pero faltaba poco para Año Nuevo y queríamos salir del país, queríamos relajarnos y olvidarnos un poco de todo lo que pasaba en Perú. A estas alturas los pasajes ya estaban carísimos y nosotras necesitábamos algo cerca y barato (por eso recomiendo comprar pasajes con tiempo). Entonces se nos ocurrió la idea de ir a Chile, y es siempre tuve ganas de conocer ese país del sur. Llamamos a una amiga, que siempre me vende pasajes a bajo precio (¿¡qué haría sin ti!?) entonces nos consiguió el pasaje a $350, nada malo para esa fecha del año, ¿no?

30 de diciembre de 2011 aterrizamos en Santiago de Chile. Era  madrugada, tomamos un taxi y nos fuimos a un Hostel que habíamos reservado en la Plaza de Armas de Santiago y precisamente el Hostel se llama Plaza de Armas. Está ubicado en todo el Centro de Santiago con fácil acceso para los principales puntos de la ciudad. Es un lugar cálido y de buena atención. Desde que llegamos la pasamos muy bien en ese lugar. Y sí, era un Hostel de mochileros, así que compartíamos el cuarto con 6 personas más, pero para nuestra buena suerte, la habitación estaba vacía, así que era solo para nosotras. Con una linda vista a la Plaza de Armas de Santiago, estábamos más que felices.

388749_227528040656869_316358002_n

Acá les dejo todos los links del Hostel para que si gusten se hospeden ahí también. Y sino pueden reservar un hotel con habitaciones privadas.

plazadearmashostel.com/es/

facebook.com/plazadearmashostel?fref=ts

Hoteles en Santiago de Chile 

Si tienen dudas referentes a los Hostels, acá la entrada que hice sobre ellos Verdades y Mentiras sobre los Hostels

Ya vuelvo para seguir contándoles mis aventuras en Chile y darles muchos tips sobre este país 😉

ADIÓS POLONIA…HOLA FINLANDIA

21 de junio de 2013 corría por todas partes para despedirme de mis amigos y tener todo listo en Poznan-Polonia, donde había estado haciendo un intercambio por 6 semanas. A las 10:00 pm me esperaba el bus que me llevaría a Varsovia de donde debía tomar el avión para Helsinki. Mi “buddy”, es decir la chica que fue mi guía durante mi intercambio, estuvo conmigo todo el tiempo, ayudándome a que no me faltara nada (¡Qué hubiera hecho sin ella!).

Ya era casi las 10:00pm. Y mientras todos estaban en el río, celebrabando la festividad de  Noc Kupały, fiesta que se realiza a inicios de verano, en la cual se lanzan antorchas gigantes al cielo, nosotras corríamos al paradero del bus. La abracé y le agradecí una vez por todo y subí al bus. Ocho horas me esperaban para llegar a Varsovia. El bus estaba lleno, y una vez más me encontraba sola en un bus repleto y con gente parloteando sin parar de lo cual yo no entendía nada, y es que el polaco es un idioma muy complicado, aunque en mis seis semanas algo aprendí.

noc-kupaly-poznan

Sigue leyendo