VIVIR PARA VIAJAR…VIAJAR PARA VIVIR

Tercera Parada

Era mi tercer día a bordo de este crucero y esta vez no había parada. Tocaba un día completo en alta mar disfrutando de las instalaciones de este trasatlántico que tenía de todo: desde spa, sala de juegos, piscina, discoteca, bar, restaurantes, biblioteca, teatro, casino y hasta servicio a la habitación las 24 horas. Como se imaginarán yo me la pasé recorriendo el barco de lado a lado y disfrutando del buffet que atendía las 24 horas también (ahora ya sé porque me engorde en Europa xD).

Para la noche, el capitán del barco y la tripulación habían preparado un gran show; por lo que todos debíamos vestir de de gala. Las flashes de las cámaras no dejaban de brillar, la música no paraba de sonar y todo era fiesta y mucha alegría en los casi 15 pisos.

CIMG6030

¡No! tranquilos, no voy a tirarme xD

Sigue leyendo