VIVIR PARA VIAJAR…VIAJAR PARA VIVIR

Tercera Parada Era mi tercer día a bordo de este crucero y esta vez no había parada. Tocaba un día completo en alta mar disfrutando de las instalaciones de este trasatlántico que tenía de todo: desde spa, sala de juegos, piscina, discoteca, bar, restaurantes, biblioteca, teatro, casino y hasta servicio a la habitación las 24 horas. Como … Continúa leyendo VIVIR PARA VIAJAR…VIAJAR PARA VIVIR