NAVIDAD, BLANCA NAVIDAD… Y FELIZ 2009 ^^

8 de diciembre de 2008 después de pasar casi 5 horas en un bus al lado de un extraño, y sí porque mi amiga y yo no encontramos asiento juntas, habíamos llegado a Grand Junction provenientes de Denver, y nuestra familia anfitriona nos esperaba con una gran sonrisa. Nosotras ya los conocíamos por fotos y por teléfono, entonces las expectativas de verlos en persona eran grandes y finalmente ahí estaban. ¿Cómo olvidar aquella noche? Antes de bajar del bus, mi amiga y yo nos juntamos y por las ventanas pudimos verlos y reconocerlos. Ahí estaban ellos: el papá, la mamá y su hija de 17 años. Todos ellos fueron tan amables desde el primer momento que sólo tengo palabras de agradecimiento y mi cariño infinito por siempre. Sin duda son mis papás americanos a quienes espero volver a ver algún día. Al bajar del bus nos saludamos, nos abrazamos, subimos los equipajes a su auto y nos llevaron a comer algo. Fue una linda velada de bienvenida. Recorrimos rápidamente la pequeña ciudad de Grand Junction y nos dirigimos a Mesa, donde quedaba la casa donde viviríamos por 3 meses y medio. Mesa está ubicada a unos 40 minutos de Grand Junction. Y la casa está en las montañas. Sin vecinos, sin nada alrededor más que el bosque, el cielo y las estrellas. ¿Vieron alguna vez La Familia Ingalls? Pues bueno, este lugar me hacía recordar a la familia Ingalls xD

CIMG2020_edited-1

Nosotras no empezaríamos a trabajar hasta el 20 de diciembre, por lo que tuvimos  tiempo para pasear y conocer a los demás latinos que también habían llegado de intercambio por este programa. Nuestra familia anfitriona nos llevaba de paseo en su auto (Una visita al lejanos Oeste), patinábamos sobre hielo en el lago detrás de su casa (o al menos yo lo intentaba xD) ¿se imaginan esto? Tener una propia pista de patinaje. Asimismo íbamos a esquiar, a hacer snowboard o simplemente a deslizarnos en la nieve. También armamos el árbol de navidad, preparamos las clásicas galletitas de jengibre, adornamos la casa de luces, etc, etc, etc.

903390_366724823403856_2013276408_o

CIMG2380

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

la

Llego el 24 de diciembre, y como es obvio celebramos Navidad con un abrazo, un brindis, intercambio de regalos y una cena a medianoche, como es costumbre en los países latinos, lo cual fue rarísimo para los americanos, ya ellos me contaron que ese día (el 24 en la noche) se iban a dormir temprano para levantarse a primera hora el 25 y abrir los regalos de navidad. Del mismo modo pasamos un lindo Año Nuevo con fuegos artificiales en el bosque, luces de bengala y kábalas, como la de comer las doce uvas debajo de la mesa (algo nuevo para los americanos también, pero ellos estaban felices de compartir nuestras costumbres). ¡Qué recuerdos! La nieve no paraba de caer, todos estábamos felices y yo me sentía como en las películas.

zae

230550_1063293748788_4031_n

CIMG2385

CIMG2386

DSC06857

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s